Independizarte y vivir en tu propia casa o departamento, sin importar si piensas rentarla o comprarla, es un excelente primer paso. Sin embargo, decidir entre una casa o un departamento puede no ser tan obvio como piensas. Primero, debes considerar que hay muchos tipos de casas y departamentos, lo cual podría implicar ciertas complicaciones al momento de decidir.

Después vienen varias consideraciones a tomar, como son las dimensiones de la propiedad, la presencia o ausencia de vecinos, el mantenimiento y la limpieza de los espacios tanto interiores como exteriores, entre otros.

Cuando te decides a vivir en una casa, una de las grandes ventajas son los espacios amplios, que permiten una mayor independencia a los habitantes, al haber un mayor número de habitaciones y de estancias para realizar las actividades cotidianas. El contar, por ejemplo, con una pieza de televisión y un estudio separados, permitirán una mejor realización de tareas.

En un departamento la amplitud de los espacios es casi siempre una limitante. Sin embargo, también ofrece ciertas ventajas, como lo son una mayor convivencia entre los integrantes del hogar, así como una mejor interacción y aprovechamiento y organización de los espacios disponibles, lo cual te ayudará a tener dentro de tu casa sólo lo necesario.

No importa si eres soltero o recién casado, los hijos y las mascotas son dos factores a considerar al momento de rentar o comprar una casa o un departamento. Si eres un recién casado, quizá debas considerar qué tan pronto piensan tu pareja y tú tener hijos… y cuántos. Será un elemento muy importante especialmente cuando piensen en el número de habitaciones y el espacio que requieran.

Las mascotas también son otro factor a considerar, debido a sus necesidades particulares. Tiene mucho que ver si es una raza grande o pequeña, aunque esto no siempre es determinante: los perros de la familia terrier son particularmente inquietos. También tiene que ver qué tan limpios sean los animales: los gatos por ejemplo son más ordenados que los perros.

Sea cual sea tu elección, los expertos recomiendan considerar las zonas de acceso a la vivienda, la actividad económica, el tránsito cotidiano, los servicios con los que cuenta y el tiempo de traslado que haría hacia su trabajo o escuela.

También revisa las condiciones del inmueble, desde las instalaciones eléctricas, hidráulicas y de drenaje, así como cualquier daño físico que pudiera tener y que usted deberá reparar.

En Proyecto Bienes Raíces te ayudamos a conseguir tu casa, departamento o terreno. Llámanos!!!