REALIZAR UN AVALÚO A TU CASA PARA QUE PUEDAS ASIGNARLE EL PRECIO JUSTO AL VENDERLA.

Uno de los elementos que captan inmediatamente la atención de los compradores en las ofertas de vivienda, además de la apariencia, es el precio del inmueble. Pero ¿cómo saber cuánto vale mi casa?

Para ofrecer al público el inmueble que deseas vender o rentar, necesitarás de un avalúo que determine su precio.

En Proyecto Bienes Raíces te asesoramos para que tengas tu avaluó.

Qué es un avalúo inmobiliario

Aunque creas que tu vivienda tiene cierto valor y que podrías venderla o rentarla en cierta cantidad, no es recomendable asignarle un precio con solo suposiciones.

El precio de venta o renta se define por medio del avalúo del inmueble, el cual analiza las características y condiciones de la vivienda, su ubicación, las características de la zona y del mercado.

Un avalúo también se puede solicitar con los siguientes propósitos:

  • Trámite de crédito hipotecario
  • Contratación de seguro
  • Determinar el impuesto predial

Existen dos tipos de avalúo inmobiliario, ambos están diseñados para saber cuánto vale una casa, pero tienen diferentes usos:

Avalúo comercial

Permite conocer el valor real del inmueble para establecer un precio de venta o renta que compita en el mercado. En este cálculo se toman en cuenta la construcción del inmueble, el terreno, la ubicación, los servicios y el mercado.

Avalúo catastral

Este tipo de avaluó determina el valor físico de los predios y las construcciones que se encuentran en ellos, considerando la ubicación del inmueble y los metros cuadrados de construcción y terreno. Generalmente, es sustento para acordar el impuesto predial, pero también es requisito para fijar un precio de venta de vivienda, ya que vender a un valor inferior al catastral puede crear sospechas de simulación o evasión y tener consecuencias fiscales o penales.

Precio de venta/renta final

Aunque el dictamen del avalúo determina el valor real del inmueble y te permite saber cuánto vale una casa, este solo es un punto de referencia para establecer el precio de venta o renta. Puedes incrementar el precio de cualquiera de estos dos procesos, tomando en cuenta todos los gastos generados en esta tarea y, posteriormente, hacer las negociaciones correspondientes hasta llegar un acuerdo con el comprador o inquilino. Solo ten presente que estos precios nunca deben sobrevalorarse en comparación al mercado.

Específicamente en el precio de renta, la ley establece el valor aproximado debe ser 0.8% sobre el valor de la vivienda.